martes, 21 de febrero de 2012

Entrevista en la revista "Diez Minutos"...


Hace un par de semanas que salió una entrevista de Laura en la revista "Diez Minutos", aquí os la dejamos:

Laura Pausini: "No sé si estoy lista para formar mi propia familia"

Tiene una personalidad arrolladora, una simpatía contagiosa y una sinceridad que sorprende tratándose de una mujer que ha vendido millones de discos. Su fama comenzó a gestarse cuando su padre le preguntó qué quería como regalo en su octavo cumpleaños y ella contestó que un micro para poder cantar con él. Desde entonces, Laura Pausini no ha parado de subir peldaños.

-Laura, ¿cuál es su balance de tantos años en el mundo de la música?
-Nunca soñé con ser famosa. Mi sueño de pequeña era tocar el piano como mi padre. Empecé a cantar con él a los ocho años, aunque nunca me lo pidió, por ello se sorprendió cuando le dije que quería continuar sus pasos y compartir con él su gran pasión.


-¿No se ha arrepentido de aquella decisión?
-Nunca; hay días difíciles, pero la gente sólo ve la parte positiva y no la negativa.


-Como en todas las profesiones. -En la mía vivimos las emociones más extremas: cuando las cosas son positivas, son extremadamente positivas; y cuando son difíciles, son extremadamente difíciles.

-¿Qué ha sido lo más positivo en estos años?
-Sentirme una privilegiada por hacer lo que más me gusta, recibiendo también el amor de mucha gente que ni siquiera me conoce.


-¿Eso no le produce vértigo?
-Sí, todavía tengo el miedo de perder a mis familiares, a mi única hermana, a mis amigos. En ese sentido, siempre tengo un poco de ansiedad, aunque nunca me he sentido sola.


-¿Qué necesita para sentirse segura?
-En los últimos diez años me siento mucho más segura, pero al principio de mi carrera no fue tan fácil. Sólo en el escenario siento que no tengo miedo, ni presiones, pero sí tanta excitación como cuando se hace el amor.


-¿Siente una especie de orgasmo?-Cierro mis conciertos diciendo: “Hagan el amor esta noche”.

-¿Cómo es la Laura más íntima y cercana?
-Soy tranquila, excepto cuando estoy preparando un disco. Entonces, hay días en los que sólo apago la luz cuando voy a dormir. Desde que me levanto, empiezo a trabajar y por las noches chateo con mis fans. A veces es un poco pesado, porque hay personas que exigen cosas imposibles, pero la mayoría me trata como si fuera su hermana.


-¿Su precio de la fama ha sido muy alto?
-Los precios altos son otros. Lo he comprendido ahora que he pasado los dos últimos años sin trabajar, ejerciendo de hija, de hermana y de amiga de aquellas personas que había dejado atrás hace 18 años. Necesitaba reconectarme con la realidad.


-Lo dice usted, que no ha tenido fracasos.-Es bellísimo poder decir eso, pero hay que tener el coraje de pararse y enfrentarse a otras realidades. Por ejemplo, a pasar un día en el hospital con tu abuela o acompañar a tu madre a un examen médico. Estar con mi hermana el día que tuvo gemelos o pasear en bicicleta con mis compañeros de escuela hablando de cosas normales. Hay mucha gente que ha perdido su empleo y pasa dificultades, cosas que yo no conocía.

-¿Vivía en una urna de cristal?
-En este tiempo me he dado cuenta de la suerte que tengo, y de que hay cosas más importantes que los premios.


-¿Cómo va a compaginar estas dos facetas?
-Es difícil. Fui muy afortunada en los primeros años, cuando viajaba con mi padre. Ahora viajo con mi novio, que es mi guitarrista. Eso me ayuda, pero así y todo, a veces se pierde el sentido de la realidad.


-¿Hay mucho servil junto a los triunfadores?-Yo he tenido colaboradores que han exagerado diciéndome que no era buena, que no estaba bien o que tenía que adelgazar. Los elegí yo porque necesitaba alguien duro a mi lado. Ahora soy yo la que se da cuenta si una cosa no está bien.

-¿Pasar más tiempo con su gente es un premio que se debía a sí misma?
-Me sirve para recargar las pilas. Además, me debo a mí, a mi familia y a mi novio, para quienes mi vida profesional es muy difícil, imposible y muy cansada.


-¿Sus padres son el espejo en el que se mira?
-Sí, mis padres están juntos desde hace casi 50 años. Mi madre me ha enseñado a ser honesta, abierta, a decir siempre la verdad. Mis padres no son nada complicados, son muy simples, muy transparentes.


-¿Le gustaría formar una familia? -Me encantaría. Todavía no he cumplido ese sueño, y eso que he tenido relaciones largas. Ahora estoy más convencida de que debo hacerlo, pero no sé si estoy lista para formar mi propia familia.

-¿Tan difícil le resulta conciliar vida familiar y profesional?
-Mucho, porque tengo una profesión que me gusta y sé que, si un día tengo hijos, tendré que renunciar a muchas cosas.


-¿La vida es una continua elección?-Si lo sabré yo... En Italia cada semana la prensa dice: “Laura tendrá un hijo”. Y cuanto más lo dicen menos me apetece por la cantidad de trabajo que tengo. Ahora empiezo la promoción de mi disco “Inédito” en Hispanoamérica.

-No todo el mundo puede decir lo mismo.
-Estoy muy preocupada porque no dan con la solución a la crisis. Yo soy una afortunada en esta crisis, pero no toda mi familia lo es. Y cuando me pongo en el lugar del que ha perdido su empleo, me da gastritis.


-¿Aprenderemos algo de lo que está ocurriendo?
-Tenemos que aprender a la fuerza, lo fácil es echar la culpa al pueblo, que es el que menos se ha beneficiado de la época en que corría el dinero. Lo difícil es buscar soluciones. Estoy en contra de las revoluciones violentas, por eso tenemos que aprender a ayudarnos entre nosotros, ya que los gobiernos no van a hacerlo.


Fuente: http://www.diezminutos.es/famosos-corazon/entrevistas-famosos-corazon/entrevista-a-laura-pausini

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Admito que soy una admiradora exagerada de esta mujer, me encanta, siempre me ha gustado y con los años no deja de sorprenderme para bien, siempre he tenido el sueño de poder concerla, verla con mis propios ojos.Hasta este año no he podido ir a un cncierto suyo, este año, lo he conseguido, me muero por que llegue la fecha. Pero es que cuando leo entrevistas suyas, me parece increible que una artista de su talla, con millones de discos vendidos pueda ser así, tan sencilla y humana. Nada más solo quería reflejar una vez más mi admiración por ella, puede resultar ñoño, puede ser jaja pero no me importa, sé que en este blog, más de uno me podeis entender!!!
Gracias por este blog. Saludos desde Pamplona

Ivan dijo...

Gracias a ti por escribir y por seguirnos :-) Saludos

Publicar un comentario