miércoles, 19 de octubre de 2011

Entrevista en Puerto Rico...



Hoy os dejamos esta entrevista que le hicieron ayer martes a Laura en su visita a Costa Rica, os va a encantar:

Falta poco menos de un mes para el lanzamiento de Inédito, nuevo álbum de Laura Pausini, pero ella pasó ayer por el país para conversar sobre esta nueva producción.

El álbum es el número 11 de su carrera y llega después de una pausa, en la que durante dos años la italiana se alejó de la industria para dedicarse a conocer a fondo a su familia, lo cual no había podido hacer antes por estar de lleno en el trabajo.
Según contó la intérprete, la de ayer fue la primera ocasión en la que habló sobre su nuevo disco y aseguró que no hubo mejor lugar para hacerlo que en Costa Rica.
La producción de 14 temas está repleta de temas personales y de un sentimiento de pureza, según dijo.
Pausini volverá el 4 de febrero para cantar en el Estadio Nacional, pero, antes, este es un extracto de la conversación.

Ya son 14 años sin venir a Costa Rica. Ya era hora, ¿no?

Sí, ya era hora. Diría que es demasiado tiempo, pero es mejor llegar en este momento tan especial para mí, en el que puedo, cuando regrese el 4 de febrero en concierto, presentar muchas canciones que con el tiempo se han dado a conocer y también las nuevas canciones de este disco, que sale en noviembre y que se llama Inédito. Esta es la primera vez que lo estoy presentando en todo el mundo. He elegido Costa Rica porque creo que tiene un mensaje muy lindo, de pura vida, y creo que mi disco cuenta eso, de la pureza y del amor por la vida.

¿Qué nos puede adelantar de las historias que vendrán en el disco?

Son 14 canciones en las que hay muchas diferencias en la escritura, tanto en los arreglos como el estilo. Hay algunas canciones muy pop, otras más rock. Básicamente lo que une las canciones es el hecho de que están escritas todas en un momento muy inédito. Normalmente, escribo durante mis viajes y en los aviones y sin calma; este disco estuvo escrito en un momento de calma total, de búsqueda y de reflexión. He hecho 74 demos de canciones y elegir solamente 14 temas fue difícil, pero las que he elegido son las que mejor representan lo que he pasado en los últimos dos años en busca de algo nuevo y de sencillez.

Y son el resultado de esa pausa de dos años que decidió tomar. ¿No le dio miedo correr ese riesgo?

No, no me dio miedo porque sabía que tenía que hacerlo; había algo dentro de mí que me decía que no escuchara la parte que da miedo. Lo que me motivó fue vivir una nueva experiencia que no fuera solo trabajo; yo conozco mucho mi trabajo y no tengo miedo de trabajar. Sí tenía miedo de confrontarme con otras personas, como mis familiares, porque no los conocía bien, pero ahora muchas cosas están claras; no bastan dos años para purificar, mas sirven mucho. No he parado de hablar con mis familiares durante esos dos años y vivimos momentos muy importantes.

Usted empezó su carrera a los 17 años y ya a los 19 empezó a conquistar Latinoamérica, ¿se ha arrepentido en algún momento de haber empezado tan joven?

No, no, arrepentirme no. Creo que tengo mucho más de lo que yo quería, imaginaba y soñaba. Además, soy de aquellas personas que no tuvo una familia que me presionara para que tuviera éxito, así que todo fluyó muy naturalmente y mis padres, ninguno de los dos, me dijeron que tenía que ser cantante y que teníamos que luchar para que la gente me conociera. Eso significó que viví mi adolescencia de forma muy natural, simple, sencilla y maravillosa y cuando empecé a tener éxito todo fue muy diferente y muy raro, pero fue una forma muy diferente de ver aquella maravilla y estuvo increíble e inolvidable aquel momento y por eso he trabajado tanto para, de alguna manera, recompensar lo que la gente, el Señor y la suerte me han regalado.

Volviendo al disco, ¿cómo escogió el título y hubo alguna razón especial para lanzarlo el 11/11/11?

La fecha no fue por ninguna superstición, pero este es mi disco número 11 y sabía que saldría en el 2011 y que iba a estar listo para salir entre octubre y noviembre, así que escogí noviembre y, en medio de tanto 11, me dije: ¿por qué no salir el 11? (ríe). Es un juego divertido para darle un poco de vibra a esa producción. Y es Inédito porque así ha sido el camino y la ruta que ha hecho hasta ahora: desde su nacimiento a nivel artístico, y además, es una reflexión también a nivel personal.

El primer sencillo, Bienvenido, tiene una vibra muy positiva que lo inspira a uno a ver los obstáculos más bien como un impulso para salir adelante. ¿Esa era su intención?

Mi intención era dedicárselo a las personas auténticas para que no tengan miedo de sentirse como son. Hoy tenemos estereotipos de que tienes que decir o vestirte de tal manera y cantar de tal forma y buscar fama, pero si no eres así, entonces tienes que ser como has nacido. Admiro más la manera de ser real, aunque a veces uno puede ser juzgado, a nivel general, como equivocado. Hay una frase importante en la canción que dice: ‘Bienvenido a aquel que duda, el que se desnuda porque quiere o por necesidad’. Las dos cosas, si son auténticas, deberían ser bien recibidas; cada uno es como ha nacido y no debería cambiar porque la opinión pública diga que tienes que ser diferente. Eso es algo que me interesa mucho a través de esta canción con un mensaje muy energético y optimista.
No es la lista de las cosas buenas de la vida. Hay cosas que también pueden ser juzgadas mal, pero si es auténtica, que sea bienvenida, ese es el significado.

El video tiene una onda muy hippie y se filmó en Amsterdam. ¿Qué la inspiró a elegir ese concepto y grabarlo en esa ciudad?

Filmarlo en Amsterdam era un deseo mío porque hace muchísimo tiempo que no estaba en Holanda. Holanda es la primera tierra en el mundo, fuera de mi país, que me ha dado éxito y, de alguna manera, desde siempre la reconoceré como tal y me gusta hacerle un homenaje. El estilo hippie es porque una de las épocas más importantes era la de Woodstock y, recientemente, mientras estaba buscando ideas sobre el videoclip, vi unas filmaciones sobre esa gran reunión. El concepto de Bienvenido es unirse y darse libertad para ser nosotros mismos; es una manera para homenajear ese momento al día de hoy.
La música de Bienvenido ha nacido después de un concierto dedicado a los niños, de una sociedad benéfica que tiene Phil Collins, y tengo la suerte de poderle decir amigo mío, me ha llamado y estuve en Ginebra con él y esa noche escribimos la música de Bienvenido, que empieza con una batería que es un homenaje declarado a su manera de tocar.

Hablemos de la gira, ¿qué es lo que está preparando y qué será lo que veremos el 4 de febrero del próximo año en Costa Rica?

Es una gira larguísima. Empiezo el 22 de diciembre en Italia y terminaré el 31 de diciembre del 2012, todavía no sé dónde, ojalá en Costa Rica, pero antes de eso voy a pasar por aquí; vamos a presentarnos, junto a mi banda, en el Estadio Nacional. Después de tantos años, te aseguro que vamos a hacer un recorrido musical que no es solo mío. Si estoy hoy hablando contigo es porque hay muchos costarricenses o ticos que me han escrito y permitido poder viajar hasta aquí, contándome que mis canciones son parte de sus historias de vidas y esas son los temas que voy a cantar. Espero que todos estén contentos de las canciones que he elegido; cantaré dos horas. Me alegra que el productor me haya permitido cantar tanto porque en algunas naciones del mundo no me dejan más de hora y veinte. El espectáculo en Italia es de dos horas y diez, y aquí será así también. No veo la hora.

Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario