viernes, 25 de septiembre de 2009

Pausini quiere una vida normal


Desde los 13 años ha vivido ajetreada en el mundo del espectáculo, enfocada en una carrera de cantante que le ha redituado grandes éxitos. Pero al final de la cuarta gira mundial que actualmente realiza, Laura Pausini quiere tomarse un descanso para tratar de descubrir eso que la gente llama vida normal.

La intérprete de éxitos como Amores extraños y Entre tú y mil mares grabó en 1987 su primer disco, I sogni di Laura, y a los 18 años despegó en Europa tras alzarse con el premio de artista revelación del Festival de San Remo. Desde entonces no ha parado.

Su ficha biográfica está llena año tras año con producciones en español e inglés, la aceptación de premios como el Grammy y el Latin Grammy, y giras y presentaciones que incluyen una ante el papa Juan Pablo II en 1997.

“Son 16 años que no paro. Ahora, a los 35, he comprendido que soy fuerte y me paso los días trabajando, pero que no tengo la más mínima idea de cómo se vive normalmente”, expresó la cantante italiana. “Me gustaría saber qué es eso de normal, que toda la gente me repite”.

Al parecer ha vivido demasiado rápido y ocupada. Tanto, reflexionó, que ha desatendido a su familia, especialmente a su madre, Teresa.

“Para alguien como yo, las relaciones familiares son importantísimas. Son como un hilo que si se rompe, me muero”, indicó la cantante. “Claro que amo a mi madre más que a mi vida y sé que debo conocerla un poco más, pues la verdad no la he disfrutado mucho. Esta vida privilegiada vino a mí y me ha tenido ocupada, pero ahora tengo que cambiar aunque solo vaya a ser por dos años”.

La muerte de su abuela Nona en el 2007 fue el detonante de la reflexión. Pausini la quería tanto que le dedicó el tema En cambio no, incluido en el disco Primavera anticipada (2008). Y el deceso hizo que su progenitora le pidiera que se tomara un descanso para pasar más tiempo juntas.

“Necesité las lágrimas de mi madre y la muerte de mi abuela para reflexionar”, lamentó la intérprete. “Mi mamá me preguntó: ¿No quieres conocer a tu madre antes de que ella también se muera? Y eso me hizo pensar”.

Pero dejar de trabajar y tratar de llevar una vida normal le da miedo, reconoció.

“Para mí, esto que hago es normal... Levantarme y tener el día lleno de compromisos, escribir canciones, ir al estudio. Me imagino un día sin hacer esto y me da mucho miedo. No sé si seré capaz de vivir sin hacer lo que hago todos los días. De solo pensarlo me da escalofríos y nervios”, dijo.

Mas lo considera necesario. No solo por su madre y por ella, sino también por los retoños que quiere llegar a tener con su novio, el músico italiano Paolo Carta.

Si algún día tengo un hijo, debo saber cómo vivir tranquilamente, debo saber darle tiempo a mi familia, agregó la cantante, quien ha dicho que le gustaría tener un hijo pronto.

La cuarta gira mundial de Pausini, Primavera anticipada, comenzó en marzo en Italia y termina en octubre en Estados Unidos, en Connecticut, si es que no decide agregar más fechas.

Hoy la artista arranca el ala americana del tour en Los Ángeles para luego seguir por Chile, Argentina, Brasil, México, Canadá y otras ciudades de Estados Unidos.

En noviembre lanzaría el CD Laura en vivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario